No discutas con un idiota

Una pequeña metáfora de que siempre te tienes que escuchar, y no hacer caso de todos los comentarios, buenos o malos. Dales el valor que merecen pero que eso no te quite de la mente tu objetivo.

Si te gustó, por favor comenta y compartelo



¿Necesitas una cotización? Ponte en contacto con nosotros